Rizos Perfectos

Descubre cómo conseguir que tus rizos no se muevan de su sitio.

01
Lava y acondiciona tu pelo utilizando la gama TRESemmé más adecuada a tu tipo de cabello.
02
A continuación, aplica la Espuma Rizos Perfectos TRESemmé por todo el pelo y pasa un peine. Si quieres conseguir una dosis de brillo extra, aplica un poco de Tratamiento Regenerador de Puntas TRESemmé . Comienza a coger mechones pequeños y dales vueltas con tus dedos, creando espirales. Realízalo por toda la cabeza. Si quieres ahorrar tiempo, no hace falta que te centres tanto en la parte baja trasera de la cabeza. Es la parte que menos se ve.
03
Ahora seca el pelo con un difusor. Si no tienes difusor, lo puedes dejar secar al natural. Pero no uses el secador si no tienes difusor. Te puede encrespar el pelo. Ahora céntrate mechón por mechón. Deja el cabello un 20 % húmedo si quieres evitar volumen y sécalo al 100 % si quieres conseguir volumen. Intenta no tocar el pelo con los dedos. Cuanto más lo toques, más encrespado quedará.
04
Para el toque final, aplica la Crema para Peinar Rizos Perfectos TRESemmé para terminar de conseguir el look que deseas para tus rizos. Si lo deseas, emplea también un toque de la Laca Cuidado Clásico Normal TRESemmé para luchar contra el encrespamiento.
 
close